]]>

Abonnez-vous!

11/02/2014

My philosophy and mission

En la última entrada, os hablaba de mi retiro y de algunas de las reflexiones que habían surgido de esos días de organización mental.

Una de mis prioridades para este año, es conseguir que mi newsletter sea mi principal medio de comunicación con mis seguidores.
Facebook ya no es una alternativa sostenible. Las neswletters permiten estar en contacto directo con mis seguidores. Siempre reciben mis emails, y si les interesa los leen.  Sino, los borran, pero sé que les han llegado. 

La primera etapa es definir mi visión y mi misión.

Hace algunos días, he vuelto a compartir en mi FB un trozo de una entrevista que me hicieron hace años. Hoy mi visión es exactamente la misma y no puedo expresarla mejor:

“Mi scrap es terapéutico, mi scrap es una forma de expresar lo que soy incapaz de decir con solo palabras, mi scrap me aprende a desarrollar una actitud más positiva y menos pasiva, mi scrap me ayuda a enfocarme en las cosas que realmente importan, mi scrap ha favorecido un mejor conocimiento de quién soy y de lo que quiero (en parte debido a la existencia de una comunidad que cree en el poder del compartir los trabajos)”




Me puse a pensar cuál había sido mi aporte desde que me puse a compartir mis proyectos- en el blog o en clases y talleres. 
Qué es lo que hacía que mis proyectos eran diferentes? Cuál era mi fuerza? Y sobre todo qué es lo que me gustaba en el scrap?

Las conclusiones que saqué fueron:

1. La definición de un scrapbooking para documentar una vida, no es para mí.

2. A mí me gusta expresarme en algún momento puntual de mi vida. Porque lo necesito en este instante.




Cuando me lanzo en un mini álbum, lo que más disfruto es pensar la estructura y las técnicas que emplearé. Luego le pongo fotos porque sí, pero en realidad se podría quedar vacío porque he cumplido mi misión: inventarme algo nuevo y disfrutar del proceso creativo.

3. mi scrap no puede depender de productos comerciales. Porque no lo entiendo así, porque no me gusta, y porque de todos modos no sabría que hacer con diez productos nuevos cada mes. 

4.  En vez de culpabilizarme por no acabar nunca los proyectos que empiezo, o creer que yo no puedo aportar nada porque no sigo las tendencias, tengo que seguir mi camino y asumir mi diferencia.

Quiero volver a compartir recursos creativos, explorar nuevas técnicas, pintar mis fondos, crear mis embellecedores, carvar mis sellos, preparar stencils para un proyecto determinado, probar encuadernaciones nuevas, etc. Y todo con material básico si posible.


En definitiva, quiero scrapjournalear...no sé si es una palabra en uso, pero me la invento.
Un scrapjournal es para mí un art journal- es decir un diario visual- a la moda scrap- es decir con fotos personales y recursos tomados del scrap.

Y así he definido la misión de las próximas newsletters de méli-mélo:

*********************************************************************
Aportar ideas nuevas, inspirar y guiar a mis seguidores para que ellos también puedan encontrar la manera de sellar sus trabajos con su toque personal y único.

Juntos, buscaremos y exploraremos nuevas técnicas, herramientas y recursos para ser creativos independientemente de los productos que utilizamos. Todo por un scrap alternativo... o scrapjournalero:)
**********************************************************************
¿De qué manera cumpliré esta misión? En una próxima entrada lo hablamos.



Espero que se entiende que mi visión es personal, que no quiero ofender a nadie cuando hablo de otras visiones que no comparto. Al contrario. Es por la suma de diversas visiones que cada uno puede ir construyendo la suya propia. Y además de todo y todos se aprende. Pero es importante saber situarse en el tablero y definir sus límites y fuerzas. Y así lo hago.

¿Os parece interesante esta perspectiva de "programa" para las futuras newsletters?

11 commentaires :

Alba a dit…

Me parece muy interesante.. es importante mantenerse fiel a uno mismo y tener claro que hacemos en este mundo. Yo soy más de papeles y sellos y adornos y cosas compradas y sobre todo muchas muchas fotos :-) y tengo claro que lo mio no es crear fondos ni crear mis adornos... pero ver como tu lo haces siempre me hace sentir feliz y me inspira para seguir haciendo scrap (aunque en mi caso tengo que encontrar una alternativa que pueda comprar para hacer algo parecido xD). Así que desde aquí te digo felicidades por no intentar cambiar y seguir siendo quien eres: esa Alex que yo conocí en Golferichs y que me enganchó totalmente al scrap!

Aida sn a dit…

Me parece una postura estupenda! Estoy con Alba... yo soy de comprar papelitos y adornos y veo muy lejano el hecho de carvar mis sellos o hacer mis fondos... Pero ver que alguien es capaz de hacerlo es una gran fuente de inspiración! Y si además sus sellos te parecen ideales.. pues mucho mejor!! Me gusta tu filosofía y tu idea! Ánimo!!!!

Silvia a dit…

No acostumbro a dejar comentarios, hace bastante tiempo que conozco tu trabajo y un poco menos que te sigo, te escribo por que ultimamente que me siento un poco como tu describes... voy bastante a la contra en cuanto a materiales, colores, no me gustan según que sellos, no encuentro nunca un embellecedor que realmente me enganche igual que el 80% de los papeles, no me gusta poner títulos o frases en una lengua que no es la mía, pienso que lo que quiero contar o expresar pierde toda su esencia... gracias por este post, hoy me siento menos marciana y tengo más claro que mejor o peor estoy siguiendo mi camino.
Gracias!!!

Mónica a dit…

No sólo me parece interesante, sino necesaria. Estamos inundados de productos, de necesidades creadas y, cuántas veces, se pierde lo esencial. Yo misma me doy cuenta que por más cosas que compro, a la hora de hacer mis minis apenas uso unas pocas... Puedo decir que el 80% de mis sellos están sin estrenar, y así tantas otras cosas... Gracias por aportar esta maravillosa visión. Sin ninguna pretensión y desde mi humilde opinión, creo que vas por el buen camino... De nuevo G R A C I A S

Wasel Wasel a dit…

Me ha gustado mucho este post, tanto para conocerte un poco más, como para abrir los ojos respecto al scrapbooking. Si te digo la verdad, es un mundo que me gustaría explorar, pero hasta ahora no lo he hecho porque pienso en todos los materiales que se supone que has de usar, o en los Project Life, los sellos, los papeles, las fotos... mil y una cosas y me agobia mucho. Es como si en vez de hacer scrap para sentirme más "libre" fuera al contrario. Tu entrada me ha hecho ver que es posible otra forma de hacer álbumes, de contar historias puntuales, a la manera personal.

Has cambiado mi forma de ver las cosas :)

Marta a dit…

bieeeen! +1 a la nueva palabrota! vamos a scrapjournalear!
yo estoy en fase de hacerme stencils, pero no tengo demasiado éxito!

Alejandra Umpierrez a dit…

Pues esa es la Alex que yo conocí hace un año atrás cuando empecé a leer tu blog, y me dio ánimo para empezar a hacer scrap y para encontrarme a mí misma. Me mostraste que hacer scrap no era "enganchar" productos a una página, que no se trataba de hacer siempre cosas "bonitas" sino de dejar una parte de una misma en una creación. Y me salvaste de creer que una mujer "del tercer mundo", sin grandes recursos económicos y alejada de la industria, no podría hacer scrap. Pues sino lo tengo me lo hago, y ha sido mucho mejor!!!!
Ya vez que todas las que dejamos entradas aquí te contamos de nosotras y nuestra experiencia, o sea, que movilizaste con la tuya el pensar en nuestra propia visión del scrap....muchas gracias por eso y por todo tu arte, ABRAZO

rosa verdosa a dit…

Vale, sabía que me gustaba tu scrap porqué no eres de enganchar todos los maravillos productos que parece que debemos tener. Así es demasiado fácil y poco estimulante! Las dos tenemos la misma idea del scrap, cada vez lo veo más claro y me ha encnatdo esta entrada. Te sigo a tope!!!!

Violeta Gonzalez a dit…

Me ha encantado leer el post, para conocer otra visión del scrap y me parece estupendo que hayas centrado unos "objetivos" para tu newsletters.

Un saludo.
Violeta.

Silvia A a dit…

Qué entrada más ON!!!
Ës genial ver que una tia que está en el negocio del scrap piensa así,es extraño pero reconfortante.
Cada dia abogo más por tus ideas,un scrap más propio y menos comercias,que tal vez a ojos de la mayoría no guste o no sea bien visto,pero será muho más personal que es como tiene que ser,ya que representa lo más propio de nosotras mismas.
Un beso

Tana a dit…

Leí este artículo. Estuve dándole vueltas a lo que nos contaste y he vuelto, claro :) Es que precisamente la semana pasada intentaba aclarar algunos conceptos como "mixed media" y "art journal" que veo que en muchas ocasiones se usan para lo mismo aunque no lo sean y de paso buceaba en mi blog para saber cuánto tiempo había pasado exactamente desde que nos diste el primer curso de art journal, cuando todavía no se conocía en España (hasta el scrap era medio desconocido por aquel entonces) y exceptuando el gesso, todo lo demás se hacía a mano. Mucho collage, acuarelas, acrílicas... No había plantillas y recortábamos círculos en papel de periódico para colocar sobre la base antes de usar las tintas de spray ¿Recuerdas? No tengo nada contra los nuevos productos, de vez en cuando compro alguno o lo pido como regalo cuando llega una fecha señalada, son "juguetes" para la niña que aún llevo dentro, mis juguetes preferidos, los que yo elijo. Pero sí me apena que haya mujeres que piensan que no pueden hacer journal porque sale caro, porque no pueden comprar esto o aquello, porque no es cierto. Cuando alguna me pregunta es lo que intento explicar. Puede que no quede tan vistoso ni tan "profesional" pero al fin y al cabo si hablamos de un diario artístico y personal, sólo a ti te tiene que importar el resultado. Y no se necesita mucho: papel, cola, revistas recicladas, papel de periódico, un rotulador...
Lo que más me gusta de cualquier taller al que puedo asistir es aprender algo nuevo. Hace que me sienta bien. También pasar un ratito en buena compañía, empaparme de la energía que revolotea en ese momento. Es algo que siento en talleres pequeños, donde de verdad me siento cómoda.
He pasado un tiempo sintiéndome un tanto culpable por no seguir el ritmo, por no "crear más"; hasta que me he dicho que me estaba convirtiendo en mi peor enemiga. ¿Por qué tengo que hacer algo obligatoriamente cada día o cada semana o cada mes? Tengo que hacerlo cuando de verdad me sale de dentro, cuando de repente tengo una idea que se me agarra y no se va hasta que consigo hacer algo con ella. Yo soy así. No tengo que darle más vueltas. Vuelvo de nuevo a mis libros y mi escritura, hasta que de repente leo una frase o veo una foto, o escucho una canción que me pone en efervescencia, como el agua tónica :)
Y no sabes cómo me gusta que sigas fiel a ti misma después de estos casi cuatro años y que sigas teniendo las cosas tan claras... Y aquí me despido. Pero sigo a la espera de que llegue tu próxima newsletter para saber qué planeas ¿Vale? Bisous ♥

Enregistrer un commentaire

Thanks for your comment!